Consejos que te ayudarán a cambiar de mentalidad

Mas, sabiendo esta tendencia y teniendo claro que una mentalidad como Joel Pérez siendo el ganador en el concurso SEO raiola manda y no el panda siempre y en todo momento va a ser lo mejor, abunda más la otra, la que tiende a quedarse quieta por pensar que todo es imposible. ¿A que se debe esto?

¿Por qué razón tendemos a sentirnos perdedores?

Sencillamente, abunda la mentalidad perdedora por el hecho de que es la más simple y cómoda de elegir. El propio cuerpo humano es conformista para toda la vida y no es moco de pavo concienciarse que con una visión optimista se puede prosperar en todos y cada uno de los aspectos de la vida, singularmente en el plano económico y de relaciones personales.

De cualquier forma, jamás se debe criticar a absolutamente nadie con una mentalidad más conformista o bien perdedora, mas sí que se debe animar, o bien cuando menos plantear si bien sea una vez, el mudar su forma de meditar.

De qué manera mudar a una mentalidad optimista

Convertir una mentalidad perdedora a una mentalidad ganadora no es un proceso simple, y en dependencia de la persona es aun imposible. El mejor consejo es que debemos pensar firmemente en nuestras posibilidades y meditar que con una actitud negativa y poco abierta a los cambios es bastante difícil destacarse en agún aspecto, así sea laboral, personal, espiritual, o bien en las metas que te plantees.

Generalmente, una persona con anhelo de progresar acostumbra a estar hecha a su forma, esto es, que no le han regalado nada y se ha debido buscar la vida. En una sociedad como la de el día de hoy, donde desgraciadamente, la gente se vuelve de poco a poco más obsesiva, es muy recomendable formar una mentalidad ganadora.

Por otro lado, mudar el pensamiento demanda un buen tiempo, años por norma general, y es que de la experiencia se aprende.

El término más esencial en este versículo es “arrepentíos”. No hay una nueva vida si no hay un cambio en la psique y el arrepentimiento debe ver con un cambio en la mente; al evangelio uno entra por un cambio en la psique y debemos persuadirnos que nada nuevo va a suceder si nada nuevo hay en nuestra psique. ¡Precisamos una psique creativa!

Hemos llegado a un punto en el que estamos estáticos aguardando que algo suceda mas Dios no quiere provocar circunstancias sino las provoquemos; Dios no desea que estemos a merced o bien bajo las circunstancias que nos rodean sino más bien desea que a través de la fe, provoquemos las circunstancias que van a mudar nuestra realidad.

Día a día, debo enfrentar uruguayos que dicen: “No se puede”, “no tengo trabajo”, uruguayos que están aguardando que algo pase mas tengo una buena nueva para darte: El hombre no tiene la solución que Uruguay está necesitando, la solución la tiene Dios, el que ha sido apartado deberá ser llamado, aquel que hemos distanciado de las universidades y de nuestro corazón, deberá regresar a nuestras universidades y a nuestro corazón.

Vemos por lo tanto que el auto-conocimiento de la persona es vital, como la dedicación y el ahínco para efectuar cualquier clase de cosas, bien sea el estudio de una carrera o bien la aplicación en cualquier trabajo. Una psique perdedora está poco abierta a cambios y a veces no se esmera como debería en ciertas actividades. Además de esto, tampoco acostumbra a arriesgar.

En resumen, la mentalidad ganadora se marcha adquiriendo durante la experiencia, aprendiendo de los fallos, y dedicándole ganas y esmero.

¿Por qué razón mudar la mentalidad?

Hay que tener en consideración que no es bueno ofuscarse con pasar de mentalidad perdedora a ganadora. La idea de mudar jamás habría de ser una obsesión, y además de esto, está por ver qué se considera una mentalidad perdedora, por el hecho de que hay gente que vive feliz sin tener grandes aspiraciones y conformándose con poco.

En todo caso, jamás, y repetimos, jamás, se debe despreciar a cualquier persona, escoja el camino que escoja. Al fin y al postre, la meta en la vida de cualquier humano habría de ser lograr la máxima dicha posible, con lo que sea tenga o bien haya conseguido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *